image

La pandemia por COVID-19 dio un impulso tremendo a la industria de inversiones y pagos digitales, acelerando la evolución de los servicios financieros para el gran público en general que tiene acceso a internet. Hoy en día tenemos grandes “marketplaces” (o mercados digitales que conectan inversionistas con proyectos de inversión) que son capaces de procesar miles de transacciones de manera electrónica con un altísimo grado de eficiencia y seguridad.

Este ecosistema se ve además reforzado por la Ley Fintech, promulgada en México durante 2018 para regular a las Instituciones de Tecnología Financiera (ITF) en cuanto a su organización, operación y funcionamiento a través de páginas web, apps y redes sociales para conectar inversionistas con proyectos de inversión en capital, deuda o regalías.

Enclosures

  1. ^ ()

Leer más