image

Sabemos que la agenda de cambios estructurales de AMLO es bastante ambiciosa en lo que respecta a recorte de gastos y ahorros en el sector público. La visión del nuevo presidente, es justamente lograr que parte importante del presupuesto se cubra con recortes y ahorros en partidas específicas en lugar de provenir de deuda nueva.

Esta visión es acertada, pues de hecho casi un 60% del presupuesto en la administración pasada se tiraba en gasto corriente; en sueldos y prestaciones de una burocracia excesiva y en ampliación constante que no se reflejaba en productividad, crecimiento ni reducción de la pobreza.

No obstante, esta estrategia no es suficiente para impulsar a México si el país pierde por otro lado un elemento fundamental: Confianza empresarial y financiera de los mercados

Enclosures

  1. ^ ()

Read more