Authors: Enrique Presburger

La pirámide empresarial mexicana

México esté en el momento más importante de su historia en lo que se refiere a emprender. Esto nos lo dicen las cifras demográficas más allá de cualquier gobierno en turno. Y Es que México tiene más jóvenes que nunca, con un promedio nacional de 29 años de edad. De igual forma, nuestro país jamás había tenido tantas unidades empresariales constituidas, contándose estas en varios millones. Estas cifras, colateralmente generan la población económicamente activa más grande de la historia en nuestro territorio, además de la base fiscal más amplia de la cual se haya tenido registro. Así, en México hay millones de jóvenes, un mercado laboral en máximos históricos, y una cadena de emprendedurismo sin precedentes que llena las arcas gubernamentales con un presupuesto generoso. .

México pues vive máximos históricos en sus niveles de productividad. No habrá marcha atrás después de estos gloriosos tiempos, dado que la demografía cambiará para siempre. Hoy las familias en México tienen 1.8 hijos en promedio, y la pirámide poblacional se revertirá desde…2020.

No obstante, los números macroeconómicos no parecen reflejar esta realidad histórica. Esto es porque las empresas en México, se han mantenido demasiado pequeñas:

Lo que esta pirámide nos refleja, es que de un país de 130 millones de habitantes, se derivan 70 millones de figuras jurídicas dadas de alta (personas morales y personas físicas con actividad empresarial). De ellas, sabemos que el 97%, se inserta en la economía a manera de “empleado”, o bien de “autoempleado”, es decir empleos de 1 a 5 personas. De ahí, observamos que sólo 1.3 millones de empresas han logrado crecer a la categoría de contratar a más de 10 empleados (nótese que no se consideran las empresas “factureras”, que sumaban más de 700 mil según el gobierno actual, y no se consideran en el conteo).

Para seguir creciendo, el paso a ser una gran empresa se complica. Sólo 8 mil negocios en México logran facturar más de $500 millones de pesos al año. Es decir, el .001%. Ni hablar de las que salen a bolsa a buscar deuda u ofertas públicas iniciales, que son algunas empresas en toda la historia del país.  

Siendo así, podríamos considerar que hemos sido una generación “desaprovechada”. Las empresas no han logrado trascender en su legado y tamaño para convertirse en verdaderos motores económicos que cambien el rumbo del país. Quizá hemos sido nosotros, que no hemos sido lo suficientemente ambiciosos para perseverar en el tiempo con esfuerzos de largo plazo…o quizá haya sido la política pública, que impide que los negocios crezcan por la falta de incentivos fiscales, financiamiento masivo e infraestructura territorial para competir internacionalmente.

La realidad en que quizá sea una combinación de ambas. México debe aprovechar este momento histórico de juventud y fuerza demográfica. Si lo hacemos bien, podríamos convertirnos en la tercera o cuarta economía más fuerte del mundo.

 

Dr. Enrique Presburger (epresburger)

www.factorexpres.com[1]

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

epresburger - Instagram

(55)45937185

Comparte

Authors: Enrique Presburger

image

Es extraño y quizá resulta presuntuoso quizá escribir sobre uno mismo. No obstante, cuando uno desafía un sistema, brinca obstáculos y demuestra que hay una manera distinta de hacer las cosas, es preciso levantar la voz…sobre todo, porque esa voz pudiera inspirar a alguien más a creer y luchar para salir adelante. Finalmente, la gente que persevera y sueña, es la que cambia es status quo de un contexto determinado.

Authors: Enrique Presburger

image

México será uno de los países más afectados por el fenómeno mundial de COVID-19. Esto dado que la economía interna ya venía deprimida por un 2019 de PIB negativo, y un entorno empresarial escaso de liquidez y averso a la inversión. La caída se estima en un 10.5% del PIB, lo que coloca al país como uno de los peores en materia de recesión económica (top 5 del mundo), al tiempo en que la deuda se mantiene alta, situación que impide que el gobierno inyecte liquidez en la economía.

Siendo así, ¿cómo es que el peso mexicano sea una de las monedas más fuertes del mundo en estos momentos?

Authors: Enrique Presburger

Es extraño y quizá resulta presuntuoso quizá escribir sobre uno mismo. No obstante, cuando uno desafía un sistema, brinca obstáculos y demuestra que hay una manera distinta de hacer las cosas, es preciso levantar la voz…sobre todo, porque esa voz pudiera inspirar a alguien más a creer y luchar para salir adelante. Finalmente, la gente que persevera y sueña, es la que cambia es status quo de un contexto determinado.

Les comparto así esta experiencia personal y empresarial de pandemia, que inició en marzo del presente 2020 con un escenario incierto, en donde muchos de los fondeos institucionales de nuestro negocio nos anunciaban estrategias defensivas y de cautela, donde no podríamos contar con líneas de crédito disponibles. Así, el escenario para nosotros resultaba claro: Ser o no ser.

  • No ser: La alternativa más sensata quizá, ante un escenario complejo e incierto en materia de riesgo (lo sigue siendo de hecho), consistía en contraernos como empresa y reducir a manera de “espejo” y paralelamente las líneas de nuestros clientes, negando créditos nuevos, no devolviendo pagos revolventes y reduciendo infraestructura operativa. Sería una manera de ver solamente por nosotros, y esperar.
  • Ser: Ser, existir, decretar. Esta era nuestra segunda opción, que consistía en sustituir líneas de crédito por capital nuevo y líneas adicionales. Se trataba de levantar fondeo internacional, ejercer líneas de Banca de Desarrollo especializadas y decididamente asumir una estrategia de comunicación de apoyo total a los clientes, asegurando su disponibilidad de línea, ofreciendo apoyo total, e inclusive otorgando créditos nuevos.

Para quienes conocen nuestra cultura de trabajo e integridad profesional, habrán adivinado (o vivido) que en Factor Exprés jugamos a la ofensiva. Decidimos avocarnos a favor de nuestros clientes y de México, y definirnos como la SOFOM siempre abierta, que sí estaba prestando, sólida en sus finanzas, y en crecimiento decidido. Esta estrategia nos premió alcanzando nuevos récords de colocación de activos, clientes nuevos y fondeadores institucionales. Factor Exprés es una empresa reconocida a nivel nacional por su importancia e innovación.

Evidentemente, detrás de una decisión de SER, existe un proceso de institucionalización previo. No hubiéramos podido seguir creciendo de no haber tenido líneas adicionales e inventario de fondeo no dispuesto, mismo que requiere un trabajo previo organizacional, financiero y corporativo de largo plazo. Para poder mantenerse, había que estar listos para aguantar y aprovechar las oportunidades de mercado. Nosotros lo estábamos.

Finalmente, y más allá de la parte corporativa, me es importante transmitir que solamente un equipo de trabajo con una auténtica cultura de valores es capaz de enfrentar adversidades con éxito. Estamos orgullosos de encontrar en Factor Exprés un equipo con auténtica integridad y vocación de trascendencia. Para nosotros, dejar huella es un principio rector de nuestras vidas.

Agradecemos a nuestros clientes, aliados y fondeadores por su confianza y apoyo brindado.

Somos optimistas y creemos en México. Nosotros somos México.

 

Dr. Enrique Presburger (epresburger)

www.factorexpres.com[1]

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

(55)45937185

Comparte

La dualidad entre las PYMES y las grandes cadenas comerciales [2]

Viernes, Julio 13, 2018 Videos

Las PYMES mexicanas son grandes generadoras de...

¿Cómo debemos aprender a generar conciencia ambiental? [3]

Viernes, Mayo 11, 2018 Videos

En semanas recientes se dio a conocer la noticia...

Ley Fintech regulará activos virtuales [4]

Jueves, Mayo 03, 2018 Videos

Enrique Presburger habla sobre la ley que pondrá...

Authors: Enrique Presburger

México será uno de los países más afectados por el fenómeno mundial de COVID-19. Esto dado que la economía interna ya venía deprimida por un 2019 de PIB negativo, y un entorno empresarial escaso de liquidez y averso a la inversión. La caída se estima en un 10.5% del PIB, lo que coloca al país como uno de los peores en materia de recesión económica (top 5 del mundo), al tiempo en que la deuda se mantiene alta, situación que impide que el gobierno inyecte liquidez en la economía.

Siendo así, ¿cómo es que el peso mexicano sea una de las monedas más fuertes del mundo en estos momentos?

La respuesta es el “carry trade”, un mecanismo por el cual se venden dólares y se compran pesos, apostando a que las tasas de interés en México se mantengan altas para recibir un diferencial importante por la diferencia de tasa entre ambos países. Esto sólo se sostiene si la moneda se mantiene lo suficientemente estable como para que no se devalúe y su cobertura cambiaria no sea tan cara en el corto plazo ante una menor volatilidad.

Dicho en otras palabras: Los grandes fondos convierten sus dólares de tasa cero a deuda mexicana de corto plazo que ofrece altas tasas de interés y cierta estabilidad.

México desde hace ya varios sexenios ha apostado por esta estrategia de mantener altas tasas de referencia, justamente para atraer fondos internacionales y grandes inversionistas a la compra de deuda mexicana. El objetivo se ha logrado, y hoy la gente confía en el peso más que en muchas otras moneras.

  • México hoy mantiene una tasa de referencia de 4.5%, misma que resulta una de las más altas del mundo; aun cuando se ha ajustado a la baja desde el 8.75% que alcanzó hace no muchos meses.
  • La volatilidad del peso ha disminuido gracias a las buenas estrategias del Banco de México para sostener la oferta y demanda de dólares.  La volatilidad implícita dólar-peso a un mes disminuyó de 18.8% el 30 de junio a 14.7% a fines de julio, y a 13.3% al 31 de agosto

En este sentido, debemos entender que la fortaleza del peso de debe a una estrategia conocida y añeja del gobierno mexicano. Si bien esta estrategia no es la mejor para la inversión productiva (México es un país de tasas de interés altas), sí atrae la inversión financiera bursátil, lo cual ayuda al peso a mantenerse fuerte.

Por lo tanto, es buen momento de hacer coberturas en la relación peso-dólar, pues el resultado del fortalecimiento es una cuestión técnica, no de fundamentales macroeconómicos de recuperación.

 

 

 www.enrique-presburger.com[1]; www.factorexpres.com[2] 

  facebook.com/epresburger[3] (Dr. Enrique Presburger – Analista Financiero)

  linkedin.com/in/enriquepresburger/[4] (Dr. Enrique Presburger)

 https://twitter.com/Quique_Pres[5] (@Quique_Pres)

 https://bit.ly/[6]2TpFJXg[7] (Dr. Enrique Presburger - Canal de YouTube)

  https://bit.ly/[8]3e3tLKF[9] (@epresburger en Instagram)

 https://spoti.fi/[10]3cRGEaz[11] (Programa “Factor Económico”)

Comparte